Plan de sábado

Un sábado cualquiera, te levantas sin saber qué hacer. Los niños en el sofá, tras un vaso de leche, viendo la tele en plan vago, y tú sólo piensas, que como no los animes se pueden pasar el día así, y tan felices…

Pues nada de eso, hay planes rápidos, cortitos, pero que le dan ese toque original para salir de la rutina del fin de semana, y lo convierten en auténticas aventuras para ellos.

Nuestro plan consistía en ir a desayunar, pero no un desayuno cualquiera, sino uno muy español, churros con chocolate. Toma ya. Al traste con la dieta mediterránea…

Nos pusimos nuestras mejores galas, un chándal bien cómodo con unas zapatillas. Las del pequeño con luces para darle más glamour al estilismo. Y allá que fuimos. Pero, ¿Por qué ir a la churrería del barrio pudiendo ir a la quinta leche? Pues porque nos gusta el riesgo y queríamos darle vidilla al asunto.

Nos subimos en el autobús, hasta llegar al mercado central para coger el Tren a Howards, o lo que es lo mismo, el tranvía en Alicante. La línea L3, para ser exactos. Al ser transbordo, con el bonobús sólo pagamos un viaje, nosotros y Cuquito mayor, el peque no paga aún. El paisaje, espectacular, sin palabras, bordeando la costa viendo el mar. Yo suspirando, porque hay cosas en la vida que no tienen precio, y para mí, ésta es una de ellas.

Llegamos a nuestro destino, El Campello, y nos fuimos paseando a la Chocolateria Valor, un chocolate y unos churritos, los nenes encantados, y yo también, aunque fuera séptima vez que rompía la dieta esta semana. Pero bueno, lo que decía, esos pequeños placeres.

Después paseo por la playa, despejada, menuda diferencia de julio, a febrero. Jugamos cerca de un rompeolas, y disfrutamos del solecito y la brisa marina.

Para más diversión para los peques, nos fuimos a un parque precioso que hay en el pueblo, limpio y cuidado, y con unas instalaciones perfectas para ellos. Se lo pasaron en grande.

Foto web A-ingenia

Tras nuestra mañana de aventura, decidimos regresar, sin prisa, de nuevo en tranvía.

Y esa fue nuestra mañana.

Y sí, lo pasamos genial. Lo primero porque estábamos los cuatro juntos. El momento tranvía les resultó divertidísimo, el contacto con la naturaleza, el cambio de aires, y un desayuno rico rico.

Y vosotros hacéis planes fugaces pero intensos? Contadme.

CASA TÁPENA EN ONIL

Los mejores planes son los que surgen sin más, no os parece? Y eso nos pasó este sábado.

Se presentaba un sábado más, y lo más probable es que limpiáramos, pusiéramos lavadoras, los niños hicieran deberes… Pero decidí buscar un plan divertido, y busqué por internet. Hay un montón de blogs sobre planes y escapadas familiares, entre ellos Con los niños en la Mochila. Tras echar un vistazo y ver áreas recreativas por la zona de Alicante que María José y su familia recomiendan, optamos entre dos, que eran gratis, y al aire libre. Xorret de Catí en Castalla o Casa Tápena en Onil. Nos decidimos por ésta última, y de verdad que fue un acierto.

A eso de las diez preparé un aperitivo, queso, salchichón, frutos secos, patatas, nachos y guacamole. Lomo a la plancha y salchichas para unos bocatas, una ensalada completa y fruta para el postre. Un mantel y unos cubiertos completaron el improvisado picnic. Nos pusimos cómodos, echamos las bicis al maletero y partimos hacia Onil.

Sin darnos cuenta llegamos al pueblecito, y en seguida estábamos en esta pequeña y bonita área.

Lo primero que hicimos al llegar fue recorrer el laberinto, una experiencia divertida, dónde el peque fue elegido el capitán de esta aventura, y era el que decidía que camino tomar. No es tan espectacular como el de Villapresente de Cantabría, pero casi que lo agradecí, pues volver a perderme allí dentro me daba un poco de agobio. Conseguimos llegar al centro y volver a salir, en pocos minutos y fue una actividad extra buenísima.

Andamos alrededor de la zona, dónde había unos cuencos gigantes (llamémoslos así) uno situado frente a otro en una distancia de unos metros. Si hablabas a uno, el otro escuchaba, así que aquí estuvieron los peques entretenidos mandando mensajes.

Después nos bajamos a la zona de picnic, había tres zonas claramente diferenciadas. En la primera con un parque infantil algo más elaborado para niños más grandes, y con varias mesas, solo unas pocas cubiertas.

La segunda zona, con más mesas, zona infantil para los más pequeños, barbacoas, baños y un barrenillo pequeño. Aquí terminé de alucinar, lo primero por las barbacoas, abiertas al uso público, y lo segundo por los baños, también abiertos, y limpios, incluso con papel y espejos.

La tercera zona, también con barbacoas, grifos, más mesas, y una pequeña ermita, La Ermita de Santa Ana.

Nos quedamos en la primera, dónde preparé una de las mesas con su mantel y comida para hacer un picoteo antes de comer. Los niños estuvieron con las bicicletas, tirándose y corriendo, cosa con la que disfruté muchísimo, porque me recordó a mí de pequeña, que me crié en el campo, corriendo y jugando a mis anchas en plena naturaleza.

Estuvimos picoteando, hablando y poco a poco sin enterarnos, y sin sentarnos muchos fuimos comiendo.

Al rato comenzó a lloviznar, y a refrescar, así que recogimos todo, y nos marchamos a casa, pasando por Castalla para ver cómo era. Tenemos que volver a visitar su castillo, que me pareció impresionante desde allí abajo.

Sólo puedo decir cosas buenas de allí, aunque no tengo mucha experiencia en áreas recreativas, quedé encantada con los pequeños detalles de allí. Limpieza, cubos de basura por todos lados (limpios, con bolsa barura y vacíos) el bar por si te apetece tomar algo, los baños, que aportan mucha comodidad.

Así que sólo puedo hablar bien de aquello, pues no eché nada en falta.

CONSEJOS:

  • Al ser noviembre no había mucha gente, pero en verano he oído que suele llenarse mucho. Así que imagino que tendréis que ir temprano para coger sitio.
  • Llevaos mantel para las mesas, o algo para limpiarlas, son cerámicas.
  • Ahora, sí está abierta la zona de barbacoas, en verano no sabría decir.
  • Hay rutas para hacer senderismo, una actividad complementaria muy interesante.
  • El laberinto tiene horarios, dependiendo de verano e invierno.
  • El kiosko-bar solo abre los fines de semana y festivos.

Y vosotros habéis ido? Contadme qué os ha parecido, o si conocéis otra tan buena cómo ésta.

Un saludo a todos.

GALLETAS DE AVENA Y CHOCOLATE

Hoy os traigo una receta para toda la familia, pero en especial para nuestros niños.

Harta de leer ingredientes en el reverso de las cajas de galletas, con demasiados azúcares, aceites de palma y componentes que empiezan por E-… de vez en cuando preparo algo en casa, que al menos sé lo que contiene.

Esta vez unas ricas galletas de Avena, que la única pega es que lleva mucha azúcar y la próxima vez sustituiré por otro endulzante, tipo miel o sirope de Ágave… ya os contaré. Elegí como ingrediente principal la avena pues es rica en proteínas, grasas insaturadas y vitamina B. Es el cereal con mayor concentración de vitaminas y cereales.

INGREDIENTES

  • 250 gr. de Copos de Avena.
  • 100 gr. harina.
  • Pepitas de chocolate al gusto.
  • 2 Huevos.
  • 150 ml aceite de oliva.
  • 150 gr. De azúcar.
  • Un sobre de azúcar vainillado.
  • Una pizca de sal.

    MODO DE PREPARACIÓN

    Mezclar todos los ingredientes secos, y posteriormente los huevos ya batidos y el aceite. Mezclar con una cuchara o tenedor hasta que quede integrado.

    Hacer pequelas bolas y aplastar en forma de galleta. 

    Meter al horno previamente calentado, a 180° durante doce o quince minutos, cuando los bordes estén doraditos, ya estàn listas.

    Dejarlas enfriar para que se endurezcan.

    Decidme qué tal os quedan, estan muy buenas y no hace falta decir que son mas sanas que las envasadas.

    Un saludo a todos!

    IDEAS PARA EL DÍA DEL PADRE

    Apenas quedan unos dias para el Día del Padre, así que he decidido que los niños le hagan algo a mano, que al fin y al cabo es lo que mas ilusión les va a hacer a ellos y al papá.

    Buscando por internet he cogido unas cuantas ideas, y quería compartirla con vosotros por si os pueden servir de ayuda.

    Os las dejo a continuación:

    Con pintura de dedos o temperas pintamos los pies y al dejar las huellas podemos dibujar una bonita mariposa.

    Decorar la taza de desayuno de papá es otro gran detalle, solo tenemos que comprar una taza blanca y rotuladores fijos resistentes al agua, y a dejar volar la imaginación del niño.

    Si deseamos plasmar un dibujo de nuestro hijo, podremos hacerlo con el «plástico magico».

    Se venden en tiendas de manualidades tamaño folio, dejamos que el niño cree su obra, a gran escala (porque luego encoge) y hacemos un agujero para el llavero. Introducimos al horno siguiendo las instrucciones del fabricante y «volià», un llavero precioso y hecho a mano!

    Dejar las huellas de nuestros hijos también es un buen regalo.

    Podéis hacerlo con arcilla que al secarse endurece, y solo tenéis que pintar.

    Esa es la forma mas sencilla, luego estan las pastas horneadas, que son mas resistentes pero llevan más trabajo.

    Éstas laminas imprimibles y recortables son ideales para su dormitorio, no os parece?

    Los diplomas nunca pasan de moda… tenéis versiones ya hechas, o por el contrario podéis comprar papel de pergamino en la papelería e imprimir vuestro propio texto, o que ellos mismos lo hagan a mano con su letra.

    Esta taza ya algo mas profesional por si tenéis niños muy pequeños en casa y no saben escribir, les podéis echar una mano, primero lo haceis en papel de calco, calcais sobre la la taza, y luego repasáis las letras o dibujo de taza con rotuladores fijos y listo!

    Y este es mi favorito, con una lámina (luego podéis enmarcar) o en un lienzo podéis dejar las huellas de las manos con pintura de dedos o tempera y hacer un bonito árbol, luego enmarcar y a tener un recuerdo para siempre.

    Y a vosotros que os ha gustado más?

    Todas las imágenes son sacadas de internet, algunas con su marca de agua identificativa, y otras no, su uso es meramente informativo, no son de mi propiedad.

    Celos entre hermanos

    Cuando me quedé embarazada de Cuquito Junior, no imagianaba como lo pasaría mi niño mayor, pues acostumbrado a ser el rey de la casa durante 5 años, me imaginaba que la siutación le sería realmente difícil.

    Durante el embarazo no notamos grandes cambios, y la verdad que quitando ciertas actividades que ya no podíamos realizar los tres juntos, mamá, papá y Cuquito mayor, pues todo seguía igual.

    image

    Pero el día que Cuquito Junior nació, empezó todo…. nada más entrar con sus abuelos a la habitación del hospital, y verme entubada (sonda, vìas varias..) y encamada, la cara le cambió… ni se me acercó, y apenas me miraba, y no me extraña, debía estar hecha un cuadro.

    Cuando se acercó a ver al “nuevo ser” en esa cuna trasparente a parte de decir que era feo, fue a meterle el dedo en el ojo…. sí, imaginaros la situación.

     

    Cuando volvió al día siguiente, vino con otro comportamiento, y se encabezonó en que quería tomarlo, y así una y otra vez, y claro, desde fuera las cosas se ven muy diferentes que cuando estás dentro.

    Como yo ya “me levantaba”, me llevaron hasta el sillón, él se subió en mi cama y rodeado de almohadas, su padre se lo puso en su regazo, él muy serio, no quería soltarlo…

     

    Cuando regresamos a casa, y la gente venía a visitrarnos, pues claro, él era cosciente de que ya no era el centro de atención, aunque todos tenían los mayores halagos para él.

    Conforme pasaron los días, mi niño se fue distanciando más de mi, pues todo lo quería hacer con papá, ya que mamá siempre estaba con el bebé, todo esto según él… es verdad que yo estaba más tiempo con Cuquito Junior, más que nada por el pecho.

    Esto a mi se me hizo muy duro, pues aunque es verdad que mi hijo mayor siempre ha estado muy unido a su padre, ahora ya era lo más… así que inventé una idea… decidí una vez al mes, habría Día de mami y Cuquito mayor, y así lo hicimos varias meses hasta que la cosa ya se calmó. Nos íbamos al cine, al burger… donde él quisiera, solos los dos, era nuestro día.

    Y funcionó, de hecho ahora estamos más unidos que nunca, y me demuestra cuanto me necesita y me quiere, y yo pues más feliz que una perdiz!!!

    Os darán muchos consejos sobre como llevar este tema, yo os cuento como lo he vivido y lo sigo viviendo, y que es lo que a mi me funcionó.

    • No compararlos.
    • Tener momentos solos con él, como antes, ya que ahora la mayor atención es para el pequeño.
    • Enseñarle que el pequeño, no es un intruso, sino su familia, al que hay que protegger y cuidar entre todos.
    • Permitirle que te ayude en su cuidado, baño, cambio de pañal, biberón… lo hará sentir importante.
    • Valorarlo mucho más que antes.
    • No olvidarnos de que por un tiempo necesitará más cariño aunque no nos lo pida.
    • También hacer cosas en familia, no solo estar en casa o dejar de hacer cosas solo pro el bebé. Hay muchas actividades, ir a comer al campo por ejemplo.
    • A partir de los 8/9 meses el bebé verá a su hermano mayor como un héroe y compañero de juegos, se lo haremos entender y eso les llenará de orgullo.

     

    Bueno y esto son solo algunos tips de lo que podéis hacer.

    P.D.: Hay niños que sufren mucho y lo pasan realmente mal, y se producen ciertos retrocesos, como el no comer, el dormir con papá y mamá, hacerse pipí en la cama… y esto es normal, lo que pasa que es duro y más adaptandote a un bebe… a veces nos vemos sobrepasados con ciertas situaciones, pero mi mayor consejo es que tengais sobre todo paciencia “jóven PADAWAN”,  todo pasará, ahora lo importante es dar mucho afecto y que sienta que lo quereis. Si considerais que este problema se alarga en el tiempo, no dudeis en consultar con un especialista.

     

    Un abrazo cuquitos!!!

    Gateando voy, gateando vengo…

    Las nuevas etapas del bebé nos hacen inmensamente felices, porque significa que va creciendo, y va evolucionando.

    Sí, sí, hasta aquí muy bonito todo.
    Pero la práctica es bien distinta.

    Mi Cuquito Junior ha comenzado a gatear, “Que alegría!!! Que alboroto!! Me ha tocado un perrito piloto” me diréis no?

    Pues no.

    image

    Sabéis esa maravillosa sensación de estar muerta matá  porque al niño solo se le ocurre ir a todos los peligros?!?!?!

    Pues esa es mi sensación, que no llego, lo intento, intento tener mil ojos y algunas veces no consigo llegar a tiempo para evitar la caída… Ainss pero es que no para!!!

    No sabemos los peligros del hogar hasta que no tenemos un bebé.
    Enchufes, puertas, armarios, objetos que pueden caer en su cabeza mientras trata de alcanzarlos, quemaduras, golpes en la frente y/o boca si le falla la mano al gatear….
    En fin que dan ganas de crearle una burbuja… pero claro su felicidad al explorar el mundo no tiene precio.

    image

    Con lo cual me veo en plan superman, rescatando constantemente al pequeño…y claro, no paro, por lo cual no me da tiempo a hacer nada, ya que mi vida se ha convertido en ser vigilante a la par que salvadora del niño, mientras hago la comida o limpio….
    image

    Muchas ya entenderéis mi agobio ante esta nueva etapa, la cual no es mi favorita, todo hay que decirlo!

    Pero es lo que tiene cada momento de su vida, situaciones adorables, y otras que te vuelven loca!!

    Y vosotras habéis pasado ya por aquí?

    kira

    Cuanto nos cuesta criar a un hijo?

    Pregunta controvertida donde las haya…pero cuanto nos cuesta criar?

    Haciendo la lista de las cosas que vamos a necesitar para la vuelta al cole, me he hecho esta pregunta.
    image

    Como puede ser que cueste tanto dinero volver al cole?
    Si contamos libros, material escolar, uniformes o ropa nueva, si se le ha quedado pequeña que es lo mas probable, necesitamos unos 500€ aproximadamente??
    image

    Esta claro que depende…
    -Depende del número de hijos, si tienes varios, aunque tengas mas gastos tienen la posibilidad de ir heredando la ropa de unos a otros.Tanto uniformes escolares como ropa de diario.

    -En cuestión de libros ni hablar de heredar, en España, se pasan por el forro todo, y cambian de sistema educativo cada cuatro años, lo cual imposibilita ahorrar en libros porque no se pueden pasar de unos hermanos a otros, o vecinos o amigos….

    – En cuanto al material escolar, otro gastazo, que si las mochilas, colores, lápices, libretas….
    Habrá cosas que aguanten del año anterior pero otras será inevitable comprar.
    image

    Así que septiembre se parece cada vez más a la cuesta de enero, y podríamos llamarle la segunda cuesta del año, la Cuesta de Septiembre.

    Pero esto solo forma una mínima parte de lo que es criar .

    Cuando estamos embarazados de nuestro primer hijo, afloran mil dudas sobre que necesitaremos, y claro está que puedes gastarte poco comprando marcas económicas o que para tener un hijo necesites unos buenos ahorros.
    También está en tener la suerte de que tengas familiares y amigos estupendìsimos y que te compren las cosas mas caras entre todos, como el carrito, que es lo que mas cuesta.
    image

    Pero todo depende, como siempre de lo que estemos dispuestos a gastar.
    Porque no solo necesitamos esto, ropita, ropa de cama, biberones (en caso de no dar pecho) o accesorios para “facilitar te” la nueva maternidad, unas mas necesarias que otras; esterilizadores, sacaleches, bañera con mueble, minicuna, trona…
    Y un largo etcétera….

    Si das el pecho el ahorro en comida es importante, sino necesitarás mínimo un bote de leche en polvo por semana que varía entre 12 a 20€ por bote, y todo esto sino es de las especiales, sino la broma son 30€/semana.
    Los pañales otro dineral, si son de marca claro, si son de marca blanca ahorradas un pico…
    Y las vacunas que no entran en el calendario? Un pastón.
    Y así sucesivamente en cada etapa.
    Luego vienen las guarderias.

    Por eso me pregunto, cuanto cuesta criar a un hijo? Está claro que depende de lo que quieras y/o puedas gastar.
    De si tienes familiares o amigos esplendidos que te regalen muchas cositas o ropa, o que te presten de sus hijos.
    De si eres caprichoso y quieres el carrito de última generación, o te conformas con un trio básico.

    Lo que está claro es que tener un hijo no sale barato, y dos menos todavía, así que yo no creo en el dicho popular “donde comen dos, comen tres”.

    Así que eso de tenemos un niño y ya saldremos como sea ( hablando del tema económico) pues no, no es fácil, y hay que renunciar a ciertas cosas, de las que quizás no estés preparado; cenas, ropa, pequeños caprichos…

    Y vosotr@s que pensáis? Cuanto dinero se supone que cuesta tener un hijo?

    kira